Paquistan Chiítas en la ciudad paquistaní afectada por un ataque terrorista brutal se han negado a enterrar a sus muertos en protesta, exigiendo que el gobierno haga más para protegerlos.


“No vamos a enterrar hasta que el gobierno cumpla con todas nuestras demandas”

16:28 viernes 11 de enero de 2013 en Noticias

"No vamos a enterrar hasta que el gobierno cumpla con todas nuestras demandas"“No vamos a enterrar hasta que el gobierno cumpla con todas nuestras demandas”

Chiítas en la ciudad paquistaní afectada por un ataque terrorista brutal se han negado a enterrar a sus muertos en protesta, exigiendo que el gobierno haga más para protegerlos.

La secta minoritaria musulmana ha sido blanco de una andanada de ataques con bombas y tiroteos.

Los atentados de ayer en Quetta fue la peor en una serie de ataques en Pakistán que mataron a 120 personas. Parecía ser el país más mortífero solo día de violencia en cinco años.

La mayoría de los muertos eran chiítas muertos en doble atentado en un salón de billar – un recordatorio espantoso de que los extremistas sunitas son cada vez más cerca de  los objetivos.

Los miembros de la comunidad chií en Quetta asediados  han colocado  cerca de 50 de sus muertos fuera en la calle hoy, diciendo que no los entierran hasta que el gobierno mejore la seguridad en la zona.Los hombres jóvenes chiíes también pusieron neumáticos en llamas y bloquearon una carretera cercana en protesta.

“Queremos seguridad para todas nuestras sectas  y todas las medidas  deben ser tomadas por nuestra seguridad, dijo Fida Hussain, un familiar de una de las víctimas.” No los vamos a enterrar hasta que el gobierno cumpla con todas nuestras demandas “.

El ataque  fue el peor de los tres atentados mortíferos dirigidos contra chiíes y soldados en Quetta, capital de la inestable provincia de Baluchistán, y contra los fieles en una mezquita sunita en el nor-oeste en el mismo día.

Cinco personas que resultaron heridas en dos ataques con bomba en el salón de billar anoche murió de sus heridas durante la noche, dijo la policía, poniendo el número de muertos por el ataque en 86.

El bombardeo de la sala de billar, en una zona chií de la ciudad, se inició con un ataque suicida seguido unos minutos más tarde con coches bomba. Los milicianos suelen utilizar estos atentados escalonados para maximizar el número de muertos por la orientación de los rescatistas y otros que se lanzan a la escena.

Hoy en día los voluntarios chiíeshan  levantado tiendas de campaña para mantener a los curiosos lejos del edificio severamente dañado por donde el salón de billar, ha sido  ocupado en el sótano.

Un residente cercano, Jan Ali lo describió como un lugar de reunión del barrio donde jóvenes y adultos a menudo esperaban en fila para jugar en sus mesas de seis. Corrió a la escena en  la noche después de la explosión.

“Fue una escena como el infierno en la tierra”, dijo Ali. “La gente de rescate estaban llevando a  muertos y heridos, la gente sangrando y llorando y corriendo hacia ellos en las ambulancias. Nunca he visto una situación tan horrible en mi vida.”

La minoría de Pakistán son  musulmanes chiítasy  han sido blanco de ataques cada vez más por los sunitas radicales que los consideran herejes.Lashkar-e-Jhangvi, un grupo militante sunita con fuertes lazos con el Talibán pakistaní, se atribuyó la responsabilidad por el ataque de ayer.

El año pasado fue el año más sangriento para la comunidad chií de Pakistán y está  en la memoria vivo, dijo Human Rights Watch. Más de 400 chiíes murieron en los ataques dirigidos en el año 2012, más de 120 de ellos murieron en Baluchistán.

En el otro incidente en Quetta, una bomba oculta en una bolsa estalló cerca de un vehículo que transportaba a soldados paramilitares en otras partes de la ciudad, matando a 12 personas e hiriendo a más de 40 personas.

El Ejército de Estados Baluch, un grupo separatista, se adjudicó la responsabilidad por el ataque.

Pakistán ha enfrentado una violenta insurgencia en Baluchistán durante años de los nacionalistas que reclaman una mayor autonomía y una mayor proporción de los recursos naturales del país.

La tercera explosión del jueves con el  objetivo de una mezquita en la ciudad noroccidental paquistaní de Mingora, mató a 22 personas e hirió a más de 70.

Relacionado con vídeo:

Paquistan: yijad entre musulmanes Sunítas masacran a 90 chiítas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s