Un día en la vida de la Enseñanza “radical islámica y el terrorismo” en el Campus

Un día en la vida de la Enseñanza “radical islámica y el terrorismo” en el Campus

rqEl invitado de hoy de la Entrevista Frontpage es Ford Campbell, un profesor que tiene, durante  los últimos ocho años,  la enseñanza de un curso de posgrado “, “radicales islámicos y el terrorismo”, en la Unidad de Intermedio 1 en California, Pensilvania, que parece ser el único de su tipo en los Estados Unidos. También enseña otro curso de postgrado denominado “Israel y el Medio Oriente Problemas.” Ha sido profesor de estudios sociales por más de 30 años y tiene una maestría en Estudios Bíblicos y Teológicos del Seminario Luther Rice.

Frontpage: Ford Campbell, bienvenido a Inicio Entrevista.

Comencemos por usted nos diga  acerca de los dos cursos de posgrado que está enseñando.

Ford: Gracias Jamie.

Las dos clases son para los maestros de escuela a tomar para que puedan continuar su certificación con ACT en 48 créditos y seguir enseñando en PA. Ambas clases han sido aprobadas por el Departamento de Educación de Pennsylvania y estoy agradecido por la visión y el coraje que el Departamento de Educación  en aprobarla, especialmente con el aumento del terrorismo islámico en todo el mundo.

FP: Háblenos de sus radicales islámicos y clases de  Terrorismo. ¿Cuáles son algunas de las lecturas que se le asignan?

Campbell: Mi clase de radicales islámicos  “Ahora me llaman infiel” por Nonie Darwish es lectura  obligatoria con preguntas para los capítulos.Pero permítanme decir al principio que no voy a estar hablando hoy de los musulmanes en los EE.UU. y en todo el mundo que se oponen a la violencia contra los no musulmanes, que se oponen a la ley islámica y la dominación del mundo por el islam. Me referiré a los musulmanes que se llaman radicales y extremistas a favor dominación del mundo por el Islam y la violencia contra los no musulmanes. Hay muchos buenos cumplidores de la ley musulmanes en Estados Unidos que se oponen a los radicales islámicos y que incluso llaman a las autoridades y denuncian las amenazas de bomba o planes terroristas. Saludo a los musulmanes y aprecio su amor por nuestro país y nuestra constitución.

Lo que es único acerca de mi clase es que yo uso los escritos sagrados del Islam: el Corán, el Hadith, y Sira colectivamente llamando la Sunnah, para demostrar mis puntos. He leído el Corán varias veces y he hecho la investigación en el Hadith y Sira y he encontrado unos 70 versículos en la Sunnah que son utilizados por los terroristas islámicos hoy para justificar sus decapitaciones, matando a los no musulmanes, el abuso de las mujeres, la mentira , la traición, el matrimonio infantil, la esclavitud, la tortura, el odio de los Judios, y conquistar el mundo en nombre del Islam para crear un califato islámico.

Cuando empiezo mi clase, la mayoría de los adultos son un tanto sorprendido como empiezo a presentar la evidencia de la Sunnah. Esto es porque la mayoría de personas en Estados Unidos obtienen su información de nuestros medios de comunicación y gran parte de nuestros medios de comunicación y el mundo académico son muy poco informada y muy mal informado cuando se trata de Islam y su historia.

Un malentendido muy común que he oído de algunos de los medios de comunicación, los políticos y el gobierno es que el Islam está siendo secuestrado por los unos radicales o extremistas.

Esto no es ni de lejos de ser exacta.El principal problema en el mundo islámico hoy con todo el asesinato, la violencia, etc., se encuentra en los escritos sagrados del Islam y hacen algo de la ideología política de la Sunnah.

FP: ¿Puedes darnos alguna evidencia sobre este asunto.

Ford: Claro.

El Corán enseña que Adán y Eva eran musulmanes y que Abraham, Moisés y Jesús (llamado Isa) eran musulmanes. Es difícil entender cómo estos personajes judíos increíbles eran musulmanes cuando la historia nos dice que Mahoma fue el primer musulmán en existencia en el año 610 AD / CE De hecho, el propio Mohammad se llama el primer musulmán en el Corán (6:14, 6: 162-163).

La Sunnah enseña que todos los bebés nacidos en todo el mundo nacen musulmanes y cuando sus padres les cambian en un cristiano, judío, hindú, budista o en el hogar, que están convirtiendo a la basura del Islam (Sahih Muslim, libro 033, Número 6426).

El propio Mohammad luchó personalmente en nueve campañas militares contra los no musulmanes. (Sira 659, 660). Alá estaba tan molesto con algunas de las personas judías que cambió algunos de ellos en monos y cerdos (Sura 5:60). Es por esto que algunos musulmanes se refieren a Judios como los monos y los cerdos en los vídeos y noticias sobre Oriente Medio.

Parece que Mohammad pudo haber tenido un odio profundo por el pueblo judío mas quepor otras religiones. Es realmente molesto Mohammad que la mayoría de Judios en Arabia no se convertía al Islam  creyera que Abraham era un musulmán. Por lo tanto, Mohammad ha decapitado a los Judios varones de la tribu de los Banu Qurayza en Medina (Sira pp. 463-464). Hay más versos en la Sunnah que avalan decapitaciones y odio judío (Sura 08:12, 47: 4, Sira p.515, Bukhari Vol.4, Libro 52, Número 176).

Según Sira p.515, Mohammad  trataba de averiguar dónde un hombre judío escondió sus objetos de valor y ordenó a los musulmanes a torturarlo.Así, encendió un fuego en su pecho y luego lo decapitaron después que renunció a dar la información. En Sura 9:29, Mohammad instruyó a sus seguidores a luchar contra aquellos a los que las Escrituras les fueron dadas (Judios y cristianos). Sura 05:51 dice que la comunidad Umma musulmana  no toma a los  Judios o cristianos como amigos. Sura 9: 5 nos dice: “Cuando el Ramadán haya terminado, matar a los idólatras dondequiera que los encontréis.” Recuerde que Mohammad es considerado el modelo ideal para los musulmanes.

El mundo llama musulmanes que toman estos versículos literalmente, extremistas o radicales. Estoy agradecido por los muchos musulmanes que ignoraban que los 70 algunos versos que he encontrado en la Sunnah que fomentan la violencia, la captura y el saqueo de la tierra del enemigo (8:69, 4:94), y retener a las mujeres capturadas como esclavas o botín (04:24, Al-Bujari 1: 367), odiando Judios (9: 29,5: 64), matando a los no musulmanes con recompensas en el paraíso (Sahih Muslim 1731, H 9: 4, Bukhari Vol 1, 2, 35), etc., y alentado a Jihad (2: 190.191, 09:29).

FP: Cuéntanos acerca de tu clase “Israel y el Medio Oriente Cuestiones”.¿Cuáles son algunas de las lecturas que se asignan?

Campbell: Yo uso el libro “El Caso de Israel”, por Alan Dershowitz. Algunos de los principales puntos que traigo en mi clase de Israel son los siguientes:

Abraham entró en la Tierra Prometida alrededor de 2000 aC Dios le dijo a Abraham en Génesis 17: 8 “Yo daré a ti ya tu descendencia  la tierra a la que hayais viajado, toda la tierra de Canaán, como posesión eterna y yo seré su Dios “.

La nación judía regresó de Egipto alrededor del 1400 aC y ha vivido en Israel continuamente desde entonces. En el año 135 dC el emperador Adriano, por odio a los Judios, cambió el nombre de Judea y Samaria a Siria Palestina. Así que fueron los palestinos originales entonces? El pueblo judío era y siguen siendo los únicos palestinos por otros 500 años, hasta que los árabes musulmanes invadieron Israel judío y ocuparon la tierra. Eso sí, fueron los árabes musulmanes que invadieron y ocuparon la tierra judía.

De hecho, el pueblo judío había vivido en Israel durante más de 2.000 años, cuando los árabes musulmanes invadieron Israel en el año 638 dC

En el 1800, la mayor parte de Israel era estéril y con muy pocos habitantes.Aunque siempre había Judios que vivían en Israel, un gran número de Judios comenzaron a llegar a Israel (aliyahs) y comenzaron a drenar los pantanos, la irrigación del desierto, la plantación de árboles, jardines, la construcción de las ciudades y la creación de puestos de trabajo.

Aunque hubo árabes musulmanes en Israel, más comenzaron a llegar a los puestos de trabajo en masas. “Tanto es así que en 1939 el presidente Franklin D. Roosevelt fue trasladado a observar que, la inmigración árabe en Palestina desde 1921 había superado ampliamente la inmigración judía total durante todo este período.” (Un lugar entre las naciones, B. Netanyahu. P. 36.)

FP: Entonces, ¿cuál ha sido su experiencia en la enseñanza de estas clases? Y compartir con nosotros la reacción por parte de los profesores que los toman.

Campbell: Al principio hay un cierto escepticismo, pero después de horas de versos más documentados de la Sunnah y la evidencia más histórica, se dan cuenta de que gran parte de la cobertura de estos temas relacionados con el Islam e Israel está deformada por los Medios.

FP: ¿Cuál es el estado de la inscripción para sus cursos?

Campbell: Lamentablemente no hay mucho interés en mis clases en los últimos dos o tres años, y no hay suficientes maestros registrandose para mí, ni siquiera tengo una clase. Sé que muchos profesores prefieren tomar clases en línea y la mía se hace en persona en una clase. Pero también siento que, al igual que el público en general, hay maestros que no tienen mucho interés en Israel judío o los temas islámicos radicales.

FP: ¿Qué hay de sus intentos de compartir tus clases con otros campus de la universidad y de otra universidad?

Campbell: He enviado currículos a muchos colegios y universidades y sus organizaciones en nuestra zona y me sale muy poca respuesta de nuevo de ellos.

FP: ¿Por qué este miedo de los profesores y las instituciones académicas para hacer frente a los temas de sus dos cursos?

Campbell: Desafortunadamente el judío Israel no es un tema popular en muchos campus hoy. Y sólo las palabras “radicales islámicos” asusta a los administradores y las organizaciones estudiantiles . Los árabes musulmanes palestinos tienen mucho apoyo en algunos campus. Me parece interesante que el año pasado Gallup y Meridian Internacional tomaron una encuesta para saber qué países del mundo odiaban los EE.UU.en  la mayoría. En 1 er lugar fueron los árabes musulmanes palestinos con una tasa de desaprobación de 80%.

FP: Entonces, ¿qué decir de su experiencia sobre el estado de la academia en el contexto de la enseñanza de la verdad sobre el Islam, el terrorismo, el antisemitismo y la amenaza a la seguridad de Israel?

Campbell: Como ustedes saben Jamie, gran parte de nuestros medios de comunicación tienen sus raíces en el pensamiento de base de izquierda. Día tras día oigo excusas en los medios de comunicación por qué son tantos los musulmanes de todo el mundo que están involucrados en el terrorismo. Yo no oigo culpar al Islam o  la Sunnah. Es culpa de Inglaterra, o culpa de EE.UU., o el cajón de sastre, es culpa de Israel tema judío favorito, pero no del Islam.Contrariamente a lo que dice el Presidente, los musulmanes que siguen la ideología política que se encuentra en la Sunnah han declarado la guerra a gran parte del mundo no musulmán. 25.000 ataques terroristas islámicos independientes de todo el mundo desde 11/09/01 son sólo algunos de los síntomas de esa guerra.

En cuanto al antisemitismo, me sorprende cuando leo artículos de periódicos y revistas o escucho radio o televisión con anfitriones alusivos a la equivalencia moral de los árabes musulmanes palestinos y los israelíes judíos. PM Netanyahu ha estado advirtiendo al mundo de la intención de Irán de atacar nuclearmente Israel. ¿Oyes que  los campus universitarios se manifiestan contra esta amenaza?

Oigo de manifestaciones en los campus contra los judíos israelíes que construyen en tierra judía 3.000 años de antigüedad en Jerusalén. Oigo a  los estudiantes que desean sus colegios y universidades para el Boicot, desinversión y Sanción al judío Israel. Escucho cantos en los campus de “Desde el río hasta el mar, Palestina será libre”, que significa la meta, es 100% del Israel judío, que algún día será árabes musulmanes palestinos.

FP: ¿Hay planes concretos en términos de sus cursos? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Cómo ve el futuro en términos de su enseñanza de estos temas y los obstáculos que enfrenta?

Campbell: Yo no firmó hasta enseñar a mis clases para la primavera. No estoy seguro de que habría suficiente interés. Puedo probar el curso de verano. Pero, afortunadamente, yo recibo llamadas de iglesias en los condados circundantes para compartir mi clase de “Israel” y mi clase de “radicales islámicos”. También tenemos que pasar más tiempo orando por estos radicales islámicos.

Frontpage: Ford Campbell, le deseamos lo mejor en sus esfuerzos. Gracias por unirse Entrevista Frontpage usted.

 

Islam y de la quema viva de la gente

Islam y de la quema viva a la gente »

por

En diciembre de 2014, el teniente Muath al-Kaseasbeh, un jordano piloto de la Fuerza Aérea de 26 años de edad, estaba volando su F-16 en Siria en apoyo de una redada de la coalición liderada por Estados Unidos en el Estado Islámico (IS). Durante esta misión su avión se estrelló cerca de Raqqa, y fue capturado por los combatientes de SI. El 3 de febrero de 2015, el teniente al-Kaseasbeh fue quemado vivo por IS. Un video difundido-IS de la quema se titulóHealing los Creyentes cofres , una aparente referencia a 9:14 del Corán.

La indignación fue inmediata, junto con las afirmaciones de que el Islam no sólo prohíbe a los musulmanes matar a otros musulmanes, sino también prohíbe la quema de los cautivos. Como parece haberse convertido en habitual en asuntos relacionados con la violencia se hace en nombre del Islam, hay más en esta historia.

El teniente al-Kaseasbeh estaba en  una lucha musulmán por el Rey de Jordania, en coalición con los gobiernos no musulmanes, contra el Califato Islámico de IS. Esta combinación permitiría a ES declarar que su piloto capturado era un hipócrita (munafiq ), alguien cuyo aspecto externo era el de un musulmán, pero que, por luchar por un gobierno secular en coalición con los no musulmanes contra el nuevo califato, estaba mostrando su realidad de incredulidad interna en el islam.Estas son algunas de las cosas que el Corán dice sobre Hipócritas: Alá les ha maldecido y preparado los fuegos del infierno para ellos (por ejemplo, 4: 145, 9:68, 9:73 y 48: 6); y Allah Muhammad ordenó a “luchar con fuerza contra” y “ser duro” a los hipócritas (9:73).

Entonces, ¿no fue matar a un hermano musulmán; que estaban matando a un hipócrita que ya fue maldecido por Dios y condenado al infierno, y en contra de quienes Alá había ordenado a los musulmanes a ser muy duros.

Pero  el Islam prohíbe quemar viva a la gente? Para responder a esta pregunta, tenemos que mirar primero a Muhammad, quien habló en nombre de Alá (4:80) y es considerado el estándar de conducta perfecta para los musulmanes (33:21). Mahoma no tuvo reparos en personas que queman.

En diciembre de 627 Muhammad dirigió un ataque contra la tribu Al-Mustalaq. Debido a esa tribu se defendió, Muhammad ordenó quw sus fortificaciones que se prendieran fuego, a pesar de que los musulmanes sabían que había mujeres y niños en el interior.

Alrededor del 628 en junio, cuando Kinanah bin al-Rabi de la tribu judía Bani al-Nadir no reveló dónde estaban escondidos los tesoros de su tribu conquistada, Mahoma ordenó a uno de sus soldados, “La tortura a él hasta que extraer lo que tiene”, por lo que un incendio fue construido en el pecho de Kinanah hasta que Kinanah casi muere.

En octubre de 630 hubo cierta resistencia entre los musulmanes (hipócritas) hacia una expedición militar que Muhammad estaba planeando contra los bizantinos en Tabuk. Muhammad escuchó que estos hipócritas estaban reunidos en una casa en particular, por lo que ordenó que la casa se quemara  en la parte superior de ellos. Los Hipócritas lograron escapar de las llamas.

En junio de 632, tras la muerte de Mahoma, un ataque a Ubna que había ordenado anteriormente se llevó a cabo. El líder de la fuerza musulmana, dijo,

… El Mensajero de Dios me mandó, y esta fue su última orden a mí: … para atacar a ellos, sin invitar a ellos [el Islam] , para destruir y quemar.

La Vida de Muhammad: de Al-Waqidi Kitab al-Maghazi, p. 549

Y Mahoma consideró incluso la quema de casas de los musulmanes alrededor de ellos para obligar a su asistencia a las oraciones de la congregación:

Se narró que Abu Hurairah dijo: “El Mensajero de Alá dijo:” Yo estaba pensando en mandar que se dé la llamada a la oración, entonces yo le diría a un hombre para dirigir al pueblo en oración, entonces yo iría con algún otro hombres cargando bultos de madera, y ve a las personas que no asisten a la oración, y quemar sus casas a su alrededor. “

Sunan Ibn Mayah , N ° 791

Así que las declaraciones y acciones de Mahoma muestran que durante su vida era permisible para los musulmanes a quemar viva a la gente. Esto se continuó después de la muerte de Mahoma.

Después de la muerte de Mahoma había muchas tribus árabes que dejaron el Islam. Esto dio lugar a la Guerra de la Apostasía ( riddah Wars) en Abu Bakr, el primero de los cuatro califas “bien guiados” (llamados así porque se cree que han sostenido  más firmemente a las enseñanzas de Mahoma). El comandante de cada ejército que Abu Bakr envió tenía una carta para ser leída a la tribu antes de que fuera atacado. La carta explicaba que si la tribu no regresó al Islam, el comandante del ejército

no perdonará cualquiera de ellos se puede obtener el dominio sobre, [pero puede] quemarlos con fuego, matarlos por cualquier medio …

La historia de al-Tabari: La conquista de Arabia , p. 57

Abu Bakr incluso dio el ejemplo cuando un prisionero que había luchado contra los musulmanes fue traído a él. Abu Bakr

ordenó un fuego que se encendió con mucha leña en el patio de la oración (musalla) de Medina y lo arrojó, con los brazos y las piernas atadas, en ella.

La historia de al-Tabari: La conquista de Arabia , p. 80

El comandante de uno de los ejércitos musulmanes era Jalid bin al-Walid.Aquí es un comando que Abu Bakr dio a Khalid:

… Matarlos por todos los medios, por el fuego o cualquier otra cosa.

La historia de al-Tabari: La conquista de Arabia , p. 100

Y Abu Bakr dio Khalid un comando específico cuando lo envió contra los Bani Hanifa en Al-Yamamah:

Mata a sus heridos, buscar a aquellos que huyen de ellos, poner a los cautivos, entre ellos a la espada y sembrar el terror entre ellos matando y quemarlos por el fuego. Y les advierto contra contradiciendo mis órdenes. Paz (sobre ti).

Abreviado Biografía del Profeta Muhammad , p. 345

Khalid tomó las advertencias de Abu Bakr al corazón y fue conocido por la quema de muchos cautivos vivos. La respuesta de Abu Bakr era,

No voy a envainar una espada que Alá había desenvainado contra los “infieles”.

Los orígenes del Estado Islámico , p. 148

La quema continuó, como Alí, el cuarto califa “bien guiados” (656-661), ordenó a la gente a ser quemados vivos por ser hipócritas.

Así podemos ver que la quema-hasta la muerte del piloto capturado puede ser totalmente compatible con la doctrina islámica, e incluso cae bajo la admonición de Dios que se encuentra en 8:57 del Corán:

Así que si usted gana el dominio sobre ellos en la guerra, los castigaría severamente a fin de dispersar a los que están detrás de ellos, para que puedan aprender una lección.

 

Islam y apaciguamiento

Islam y apaciguamiento

Por G. Murphy Donovan

Europa y América son empalados en los cuernos de un dilema estratégico. Por un lado, el mundo es asediado por el terror yihadista religioso, la barbarie, y las guerras  con los yihadistas. Al mismo tiempo, la mayor parte del mundo civilizado defiende q las culturas muy religiosas, suníes y chiíes del  Islam en especial, donde los problemas se originan. Para que quede claro desde el principio; con el Islam de hoy, parece que hay cada vez menos luz del día entre los imperativos seculares y religiosos.

ISIS islamista con el jefe de “Rehana,” luchador Peshmerga

La teología, en su mayor parte, es  a priori premisa para la política y la evangelización musulmana, el islamismo si se quiere. Su Cultura procede o está condicionada por escritos religiosos o tradición en la Ummah . El adjetivo “islámico” antes de la “república”no es sólo un artefacto histórico sino sustantivo .

De hecho, desde el 1979 la  Shia religiosa golpeó en Persia , las líneas de tendencia políticos en todo Dar al Islam son claramente teocráticas. Usted puede llamar al reciente golpe de chiítas en Yemen una matanza imitadora. El  Islam Secular está en la mira. La tendencia sufrió un revés en Egipto recientemente, pero sólo a costa de un golpe militar.

Teocracia o los generales son los dos valores predeterminados de las políticas en el mundo musulmán hoy en día. Sacerdotes y cazcos de metal no  son nunca muy lejos del nexo de poder. Si el comportamiento es una medida de mérito en la Ummah , los generales son preferibles a los ayatolás, eruditos islámicos, mulás, o imanes. Cairo podría tomar un arco neuralgico  aquí.

A priori suposiciones o injustificadas no se limitan, sin embargo, hacia el lado islámico del enigma geoestratégico. Intelectuales europeos y americanos, políticos, generales y académicos, han caído  con la misma enfermedad.

Terror ofrece una instantánea de la lógica que se deriva de premisas erróneas, conclusiones no percibidas que tratan de absolver al  Islam.

Después de la mayoría de las atrocidades, Este u Oeste, el fantasma del difunto Edward Said reaparece. Said es el apologista palestino, titular en la Universidad de Columbia, quien acuñó la teoría del “Orientalismo”, un cajón de sastre de las quejas que cubren una serie de consignas que permiten la absolución general para la mayoría musulmana en la actualidad.

Infieles en Occidente por lo general comienzan con handwringing ritual sobre los horrores de bombas, balas y decapitaciones, seguidos inmediatamente por una bola de contrapelo lógico donde se invierten los polos morales – un universo donde el villano islamista se transforma en víctima musulmana. Tiradores y bombarderos son retóricamente excomulgados por Quislings occidentales. Tal es la “lógica” que permite que un político negro de Chicago  declare enfáticamente que “ISIS no es el Islam,” un poco como separar  a  los chacales de los coyotes.

En contraste,hay  pocos musulmanes prominentes que condenan al ostracismo a los yihadistas. Jihad es tan musulmana como Mohammed. De hecho, cerca de 50 países en Dar al Islam ahora envían combatientes islamistas a  ISIS, reclutas hirsutas que están dispuestos a ejecutar, en el nombre de Alá, a europeos, americanos, o de Asia Oriental que caigan en sus manos. Más recientemente, dos civiles japoneses perdieron la cabeza. El verdugo de elección en el momento aparentemente lleva un pasaporte británico.

Antes de que la sangre se seca después de tal barbarie, los políticos y los expertos de los medios salen a la defensa para que no manchemos con la atrocidad el velo de las inmunidades creadas para todos los musulmanes. De hecho, cuando el Presidente de los Estados Unidos o el Primer Ministro de Gran Bretaña dice que ISIS, o cualquier grupo terrorista, no es islámico, confieren amnistía general en una sexta parte de la población mundial, el ahora célebre “pacífico” pasivo-agresivo , de mayoría musulmana.

La unción del Islam como víctima está asegurado por una letanía de excusas menores e igualmente insostenibles, incluyendo pero no limitado a: el colonialismo, la explotación, la pobreza, el analfabetismo, el imperialismo, el racismo (sic), y la equivalencia moral. De éstos, la equivalencia moral es la más absurda.

Pocos estudiosos musulmanes, ayatolás, imames ,  hacen cualquier reclamación de la equivalencia moral. Mohamed, el Islam, el Corán y el Hadith se cree que son una unidad, la verdad final, singular e inalterable. El islamista ve todas las otras religiones, judíos, cristianos, budistas, hindúes y sobre todo, como infieles o apostasías, los vasos de la ignorancia. Ecumenismo y el multiculturalismo es sólo posible, y sólo una táctica  en sistemas políticos donde los musulmanes son una minoría. La tolerancia es casi ausente cuando las mayorías musulmanas prevalecen.

Dentro de las principales religiones, la coherencia moral es ahora un oxímoron. Discriminación en Occidente es todavía un vicio mientras fanatismo en el Islam se ha ordenado como una virtud cultural.

Judios y cristianos han sido retirados de la mayoría de los estados árabes y se encuentran en peligro en el mundo musulmán en general. Judios en Europa también están bajo asedio ahora por una coalición de tradicionales antisemitas en la izquierda, aumentados por los inmigrantes musulmanes e irredentos a la derecha. En contraste, los 1,5 millones de árabes musulmanes todavía prosperan en el pequeño estado de Israel.

La igualdad es una demanda hecha por los apologistas occidentales en nombre del Islam. Pocos clérigos o eruditos sunitas o chiítas confieren igualdad, cívico o religioso, en el no creyente – infiel o apóstata. Entre los musulmanes, las pequeñas minorías como los kurdos, la Zezidi, Ahmadía, y el sufí legítimamente podrían pensar de sí mismos como moderados, pero representan sólo el cinco por ciento del Islam.

La absolución prematura del Islam es ahora la respuesta instintiva a toda atrocidad. No importa que la mayoría de los grupos terroristas son musulmanes y con orgullo de sí mismos matriz con todo el kit predecible: encantamientos, negro surah banderas, el Corán , el Hadith , barbas, y burkas – todo en el nombre de Mahoma. De alguna manera se supone que debemos creer que nada de esto tiene algo que ver con el verdadero Islam. La Ummah juega la víctima con las aprobaciones de pasivos  creyentes y la colaboración activa de los infieles. “Un gran religión” de hecho!

Un mantra estándar sostiene que la mayoría de los islamistas víctimas son musulmanes , otra tautología absurda. La ejecución sumaria  por los musulmanes justos es una especie de masoquismo cultural. Jihadistas que matan, o son ellos mismos muertos, se celebran desde Gaza a Kabul como héroes o mártires.

No hay, la oposición organizada universal a la bomba, una bala, o el cuchillo en la Liga Árabe o las 56 naciones de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI). De hecho, la sura , la espada y la pistola son los alimentos básicos de la iconografía musulmana moderna . Banderas y pancartas solo ponen la mentira del  meme “moderado”.

Islam en Londres

Cuando el objetivo es la sumisión, las modalidades para la victoria son claras, de hecho, la aprobación de las Escrituras. Ningun  clérigo musulmán sostiene que cualquier sura , admonición coránica, necesita modificación o reforma. Voces individuales o aisladas que podrían plantearse en contra de la violencia, pero no hay ninguna reforma

El vacío de reforma tiene su propia lógica. El reformador sería un apóstata y un objetivo en cualquier caso. El castigo por apostasía es la muerte! Ayaan Hirsi Ali y Salman Rushdie son ejemplos. ¿Qué se puede alterar si usted cree que tiene la palabra inmutable de Dios como guía? ¿Y por qué cambiar nada si está ganando?

La imperial islámica 5 ª columna en Occidente ahora puntúa el evangelismo con masacres periódicas como Charlie Hebdo en París sólo para recordar a los  infieles qué lado tiene la sartén por el mango. Terror global no puede ser orquestado por un solo grupo musulmán o estado islámico. Por desgracia, el terror centrífugo es un enigma táctico para Occidente y un activo estratégico para el islamista. Nada tiene tanto éxito como el éxito viral.

La Estrategia en Bruselas y Washington se ha deteriorado a lo que equivale a “whack-a-mole”, un juego de carnaval donde el martillo cae sólo cuando el roedor levanta la cabeza. ISIS es el roedor du jour . Los túneles de Gaza son la encarnación literal de tales tácticas musulmanes, la importancia estratégica de que está diseñado para purgar a  Israel, en particular, y el Occidente, en general, en la sumisión.

El apaciguamiento en el terror de Occidente y de serie en el Este hace para un cálculo donde los nuevos grupos terroristas o estados islámicos suelen proliferar. ISIS , Boko Haram, y Hisb ut Tahrir proporcionan algunas de las pruebas más recientes.

ISIS es el nuevo y ahora más cándido rostro del fascismo islámico, salvaje y sin concesiones, con un don para las relaciones públicas. La fuerza bruta es el atributo que merece la etiqueta fascista. La evidencia preliminar sugiere que las tácticas de ISIS, en una escala global, son mejores proselitistas y reclutadores que cualquieras atrocidades de  Al Qaeda  . Al Baghdadi no es sólo otro sunita Osama bin Laden. Baghdadi es peor – y más eficaz al mismo tiempo.

Cuando los soldados estadounidenses como Chris Kyle utilizan palabras como “salvajes” para describir a los islamistas, que sólo estaba dando voz a la menos ofensiva Descripción de los que matan en nombre Dios, Mohamed, o en el nombre del Islam.

Boko Haram es otra amenaza metástasis. Con la ayuda del Departamento de Estado de EE.UU., estos comerciantes de esclavos islámicos volaron bajo el radar terror durante décadas. Los bobos en Foggy Bottom no pueden decidirse a poner las palabras “terroristas musulmanes de comercio de esclavos negros” en la misma frase. La corrección política en Washington es una especie de Yankee fatwa hoy en día, una sentencia de muerte, especialmente para las estudiantes africanos.

La corrección política es ahora el talón de Aquiles de las democracias oficial sociales.

Hizb ut Tahrir es otro proselitista califato volando bajo el radar de los medios de comunicación con una asistencia del Departamento de Estado de Estados Unidos y la Comunidad de Inteligencia. HT actividades rara vez ven la luz del día, aunque esta mutación del islamismo sunita ahora opera abiertamente, al igual que al Ikhwan (alias, la  musulmán Hermandad ), sin una designación terrorista de Estados Unidos y el escrutinio correspondiente. Si se auditaran los activistas de HT, al Ikhwan, y los afiliados, los totales podrían contarse por cientos de millones.

La moderación entre los musulmanes no es una función de la cinética tanto ya que es una función de las afiliaciones culturales y simpatías. Los Pew Research Center y la Organización Mundial de la Salud encuestas proporcionan un amplio testimonio de las actitudes islámicas tóxicos y abusos sociales como la apostasía  capital, la poligamia y la consanguinidad.

En el momento que vivimos en una era en la que a la Hermandad Musulmana, y afiliadas (ver CAIR), se dieron la bienvenida en la Oficina Oval, pero el Primer Ministro de Israel es despreciado  y maldecido. Las razones de tal locura son claras: el temor por la economía, el temor por las fuentes de energía, el miedo al  número de musulmanes globales, y en última instancia, el temor de que el terrorismo podría empeorar.

El Departamento de Estado de Estados Unidos es una de las pocas instituciones en América, con excepción de la Nación del Islam, bendecido con el don de la profecía. La lógica, la razón y la moral se han subvertido para servir a la causa de apaciguamiento. Complacer a los salvajes siempre ha sido la elección de un política que garantiza que las cosas van a empeorar.

G. Murphy Donovan escribe sobre la política de seguridad nacional

 

Read more: http://www.americanthinker.com/articles/2015/02/islam_and_appeasement.html#ixzz3QmSbAJXv
Follow us: @AmericanThinker on Twitter | AmericanThinker on Facebook

Supongamos que en el Islam hubo un Holocausto y nadie se dio cuenta

Supongamos que en el Islam hubo un Holocausto y nadie se dio cuenta »

por

Abubakar_Shekau_2_octobre_2014Mientras que los periódicos occidentales estaban debatiendo si o no, para reimprimir las caricaturas de Mahoma, en Nigeria hasta 2.000 personas fueron masacradas por el Estado islámico que en Nigeria, también es conocido como Boko Haram, en lo que se llama el ataque más letal por el grupo musulmán hasta la fecha .

Los sobrevivientes describen el Estado Islámico con  creación de equipos de matanza eficientes y masacrando a todo el mundo al tiempo que gritaban “Allahu Akbar”.

“Durante cinco kilómetros (tres millas), seguí pisando los cadáveres hasta que llegué a la aldea Malam Karanti, que también fue abandonada y quemada”, dijo un sobreviviente.

Hay una palabra para eso. Es un genocidio.

Según informes, el Estado islámico en Nigeria había logrado matar a 2.000 personas el año pasado. Este año lo hicieron en una semana.

Pero no prestamos mucha atención a lo que sucede en Nigeria a menos que haya un hashtag. Sin embargo, nadie ha inventado un hashtag inteligente por el asesinato de 2.000 personas. #Bringbackourdead No funciona realmente.

Próximo objetivo del Estado Islámico es Maiduguri, la ciudad más grande de Borno con una población de más de un millón. Conocido como el “Hogar de la Paz”, si Maiduguri cae, el número de muertos será horrible.

El arzobispo católico, Ignatius Kaigama, advirtió que el asesinato no se detendría en Nigeria. “Se va a ampliar. Se llegará a Europa y otros lugares “.

Por supuesto que ya tiene, pero no en la misma escala.

“Vamos a conquistar Europa un día. No es una cuestión de (si) vamos a la conquista de Europa, sólo una cuestión de cuándo sucederá “, dijo un portavoz del Estado Islámico . “Los europeos deben saber que cuando lleguemos, no va a ser de una manera agradable. Será con nuestras armas “.

“Los que no convierte al Islam o pagar el impuesto islámico o serán asesinados.”

Imagina que los pueblos y aldeas en llamas no están en Nigeria o Siria.Imagina que en Francia o Suecia. No es tan grande el  salto a partir de células armadas, que llevan a cabo ataques, a una milicia capaz de capturar ciudades y pueblos enteros. Son diferentes fases en el mismo conflicto.

Al Qaeda en Irak pasó de un grupo terrorista para llevar a cabo atentados suicidas a la ejecución de un estado en una década. Lo mismo hizo Hamas en Israel.Ya hay zonas en Europa bajo el control de la policía de la Sharia no oficiales.Francia tiene un menor número de musulmanes que Nigeria y un gobierno más estable con la policía y las fuerzas militares profesionales. Estos dos factores son los únicos que mantienen al  genocidio islámico en la bahía.

Las masacres en Francia se llevaron a cabo por los mismos tipos de hombres y movimientos responsables de los asesinatos en Nigeria e Irak. Ellos simplemente no están suficientemente organizados y todavía carecen de los números para llevar a cabo el mismo genocidio a gran escala que ya están llevando a cabo en Nigeria, Siria e Irak.

Dos Estados islámicos, uno en Nigeria y otro en Irak / Siria, están comprometidos en el genocidio. Obama retrazó la respuesta a ISIS hasta que ya estaba involucrado en el genocidio y se movía en Bagdad. Su gente ha hecho todo lo posible para evitar responder al genocidio Boko Haram en Nigeria.

Las excusas de siempre están ahí. Los gobiernos centrales están en peligro, incompetente y corrupto. La única solución posible es la política. El verdadero problema es la pobreza. Mientras tanto, el asesinato y la negación siguen adelante.

La infraestructura de la política exterior, las ONG de derechos humanos y los escritorzuelos engreídos que presumen de decirle al mundo lo que es importante en las páginas del New York Times y el Washington Post han luchado duro para evitar la conexión de los asesinatos cometidos por el Estado islámico en Nigeria a los homicidios cometidos por el Estado Islámico de Irak y Siria. Y han luchado duro  todos para evitar la conexión de estos asesinatos a los miles de asesinados en las calles de Nueva York y los últimos cuerpos esparcidos sobre Paris.

Los asesinatos se pueden conectar con tres simples palabras; genocidio mundial islámico.

Los intelectuales europeos del siglo pasado estaban demasiado obsesionados con su visión de un mundo mejor para entender lo que estaba ocurriendo en Alemania y Japón. Y lo que tenía que hacer al respecto.Mientras que soñaban con un gobierno mundial que acabe con la guerra, la muerte ya había comenzado.

Los intelectuales de este siglo son igualmente dispuestos a tomar su atención lejos de las microfinanzas, el cambio climático y el gobierno mundial para ver el comienzo de un Holocausto en todo el mundo en marcha.

El genocidio no es nuevo en África o el Medio Oriente por lo que se lo dejó a los conflictos tribales locales. El terrorismo no es nuevo en América o Europa, por lo que la culpa es del extremismo político. Al igual que el elefante y los ciegos que tocaron su cola  y pensaron que era una serpiente, se responde a la manifestación local de genocidio islámico por ver a un fenómeno local que se conoce; guerra tribal, extremismo o minoritarios problemas políticos.

Y cualquiera que vea el cuadro grande es inmediatamente denunciado como un islamófobo.

Pero ¿y si el genocidio musulmán de los hindúes y los budistas en Asia y el genocidio de los musulmanes de los cristianos y los Judios en el Medio Oriente son parte del mismo fenómeno?

¿Qué pasaría si los asesinos del estado islámico en Nigeria que gritan “Allahu Akbar” durante sus masacres comparten un motivo con los secuestradores del 9/11 que se les dijo que “gritaran” Allahu Akbar ‘, porque esto provoca temor en los corazones de los no creyentes ” ?

¿Qué pasa si un hilo sangriento común de versos del Corán corre por las masacres de los no musulmanes en Filipinas y Kenia, en Israel y Australia, en Francia y China, en Tailandia y Siria?

¿Qué sucede si los actos de terror en el noticiero de la noche no son eventos aleatorios, violencia en el trabajo, las enfermedades mentales y el extremismo político, sino el comienzo de otro genocidio islámica global?

El surgimiento del Islam no se basa en la fe, sino en el asesinato en masa.

Dentro de unos siglos de la época que Mohammed había ordenado la limpieza étnica de los Judios y los cristianos de la Península Arábiga, la masacre de millones de cristianos, Judios, hindúes y budistas estaba en marcha en todo el Medio Oriente a través de la India y en cuanto a Afganistán.

El Holocausto islámico fue el mayor acto de asesinato masivo en la historia humana. Y todavía está teniendo lugar hoy más de mil años después.

“Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”, escribió George Santayana.

Sería una cosa terrible en verdad si estuviéramos condenados a repetir el asesinato en masa de cientos de millones y la erradicación de civilizaciones enteras bajo la bandera  negra de la Jihad porque nos negamos a recordar el pasado o reconocer el presente.

Porque estábamos con demasiado miedo de ser llamado islamófobo si  hablabamos por los muertos en todo el mundo.

Sería una cosa terrible si el pueblo nigeriano de hoy se convirtiera en una aldea sueca mañana. Sería una cosa aún peor si las conquistas musulmanas de la India se repitieran en Europa ?.

El genocidio es una palabra fea.

Es una palabra que hemos llegado a asociar con los pueblos de África o con los campos de concentración antiguos de Europa. Nosotros no pensamos en ello como algo que le puede pasar a nosotros o a nuestros hijos.

Pero debemos hacerlo.

Las guerras islámicas desde Nigeria a Israel, desde Irak hasta Cachemira, son genocidas. Israel podría convertirse en el primer país occidental que sufriría genocidio islámica, pero no será el  último. 9/11 fue el primer asesinato en masa Islámico de miles de estadounidenses, pero no será el último.

En la cara del genocidio, nuestro primer deber es advertir al mundo.

 

 

Dónde está Charlie?

HEY FRANCIA, así que, ¿dónde está toda su solidaridad ‘Je Suis Charlie’ ahora?

Representación  francesa sobre el castigo islámico de la gente por lapidación hasta la muerte, en especial las mujeres, ha sido cancelado por temor a provocar la violencia en contra de los actores y productores por los ‘religión de paz’ ​​seguidores.

Lapidee-620x372

BCF  (h / t Susan K)  A raíz de la reciente masacre de 12 miembros del personal de Charlie Hebdo por terroristas musulmanes en París, Claude Telliez de Negro Águila Producciones dice: “Debemos demostrar que tenemos tanto miedo, no vamos a correr el riesgo de ofender a los musulmanes por criticar islámica salvajismo y la barbarie. Incluso t él cartel (arriba)  puede ser visto como una provocación. “

Aún así, el descontento es palpable entre  los actores , pero no sólo ellos. “La gente en la calle tienen miedo. Todo el mundo proclama en voz alta: “Yo soy Charlie”, pero cuando llega el momento de poner o callarse, que dobla como un traje barato “, dice la actriz Nathalie Pfeiffer, a partir de Bourg-en-Lavaux.

¿Dónde está Charlie? Charlie recibió un balazo en la cabeza por cortesía  de la Religión  de la Paz. La marcha del ‘Je Suis Charlie “por los presuntos líderes de  la libre  mundo no era más que un perro y pony espectáculo obsceno.

TRADUCCIÓN: "¿Dónde está Charie, ahora?"

El Islam y Japón

Decíamos aquí que silenciosamente los musulmanes estaban invadiendo Japón

https://yahel.wordpress.com/2014/11/05/55761/

Que estas sonrientes japonesas musulmanas no les engañen

???????????????????????????????

Ahora Japón está maduro para conocer el verdadero islam

 Estado Islámico (ISIS) salvajes que ahora amenazan con decapitar a dos rehenes japoneses

Un video publicado hoy supuestamente muestra el grupo Estado Islámico amenazando con matar a dos rehenes japoneses a menos que reciban un rescate de US $ 200 millones del gobierno japonés en las próximas 72 horas.

Ahram  El video muestra a dos rehenes en monos naranjas que los terroristas musulmanes identifican como Kenji Goto Jogo y Haruna Yukawa. En agosto, un ciudadano japonés cree que Yukawa, un operador de una empresa militar privada en sus primeros 40 años, fue secuestrado en Siria después de ir allí a entrenar con los militantes, de acuerdo con un post en un blog . Un video en su página le mostró la celebración de un rifle de asalto Kalashnikov con la leyenda: “la guerra de Siria en Aleppo 2014.” Goto es un respetado periodista independiente japonés que fue a informar sobre la guerra civil en Siria el año pasado y sabía de Yukawa.

Bueno si fueron a la guarida del lobo, que se jodan!

Islam y Wahabismo

¿Es musulmán el wahabismo?

En su libro Les Egarés. Le wahhabisme est-il un contre islam? (Los Descarriados. ¿El wahhabismo es contrario al islam?), Jean-Michel Vernochet muestra como esa corriente se ha erigido en único islam auténtico y ha condenado como herético el islam tradicional, existente desde hace 11 siglos. Desde su punto de vista histórico y teológico, Vernochet refuta la idea, divulgada desde el inicio de la expansión del wahabismo –subvencionada por Arabia Saudita–, de que el wahabismo es una forma extrema del islam tradicional. El estudio de Vernochet aparece en momentos en que ese punto de vista y otros similares se extienden por el mundo árabe como reacción ante las fechorías de la Hermandad Musulmana, de al-Qaeda y del Emirato Islámico. El autor responde aquí a nuestras preguntas.

| DAMASCO (SIRIA) | 19 DE ENERO DE 2015

+
JPEG - 19.1 KB
Jean-Michel Vernochet

Red Voltaire: El wahabismo se extiende hoy ampliamente en el seno del islam sunnita presente en Europa. Pero usted estima que el wahabismo no es sunnita y que ni siquiera es musulmán, en el sentido tradicional de ese término. Explíquenos, por favor, esa paradoja.

Jean-Michel Vernochet: Si nos tomamos el trabajo de consultar a los innumerables doctores del islam cuyos trabajos podemos encontrar en internet, notaremos que el wahabismo [1], que es la ideología de los degolladores de Daesh [2], constituye una verdadera ruptura epistemológicacon la tradición islámica clásica, al igual que en relación con lo que podemos llamar el islam popular. Cuando hablé de eso, personalmente y cara a cara, con el erudito militante Sheikh Imran Hossein, este se mostró totalmente de acuerdo con esa definición de la doctrina wahabita. Estuvimos de acuerdo en que se trata de una herejía cismática que los sabios musulmanes, y también los intelectuales laicos árabes, designan con el términodajjál, ¡cuya traducción más exacta sería el anticristo! [3]

Al dar a conocer en mi trabajo los análisis de ulemas cuyo conocimiento del islam está más que comprobado, mi objetivo es proporcionar elementos indiscutibles que permiten mostrar la naturaleza fundamentalmente divergente del wahabismo en relación con el islam tradicional –algo que los occidentales desconocen por completo en la medida en que no saben prácticamente nada del islam, con excepción del resumen extremadamente sucinto que proporcionan algunos teólogos cristianos, desgraciadamente dogmaticos pero que creen saberlo todo a partir de lo que dicen sobre el tema la prensa escrita y audiovisual, prensa dirigida por personas cuyo primer objetivo es impedir que sepamos porque es para ellos la mejor manera de conducirnos, volens nolens, hacia el fuego de posibles guerras civiles.

El prejuicio más extendido es que el islam constituye un bloque monolítico, cuando es evidente que el islam es –en realidad– múltiple, empezando por sus diversas interpretaciones de la ley coránica en materia de jurisprudencia. Hay que subrayar que este triste desconocimiento del verdadero islam va incluso más allá de los no musulmanes. En la Unión Europea la mayoría de los jóvenes descendientes de inmigrantes tienen un conocimiento extremadamente limitado de su propia religión, lo cual facilita las posibilidades de influenciarlos predicándoles un islam supuestamente original, puro y “no falsificado”… como las leyes de la competencia liberal que debe dirigirse por todos los medios, incluyendo los medios coercitivos, a convertirse en «pura y perfecta» en el paraíso terrenal del hipercapitalismo.

Vemos aquí lo peligroso que puede resultar confundir todos los rostros del islam y sobre todo reducirlo a su caricatura, que es el takfirismo [4].

Si el islam se viese limitado a las diferentes expresiones del wahabismo, estaríamos cerca de la guerra total entre las civilizaciones. Estamos hablando de una guerra en que la que 1 000 millones de occidentales de cultura cristiana tendrían que enfrentarse a 1 500 millones de musulmanes. Salta a la vista el carácter loco y absurdo de esa perspectiva. Sin embargo, algunos –como los pensadores y simultáneamente agitadores que tenemos en Francia, los Jacques Attali, los Bernard-Henry Levy y tantos otros por el estilo, y sobre todo los tanques pensantes de Washington– presentan ese choque de civilizaciones como algo probable cuando no como inevitable. Y ya sabemos que la influencia de esos gurús puede conducir, como en el caso de Libia, al baño de sangre y el caos duradero.

Para responder a su pregunta con más precisión resaltaré que el wahabismo es un literalismo exacerbado. Y, como tal, se sale de la ley islámica tal y como esta última aparece revelada en el Corán. Como ilustración de ello quiero recordar que la prédica del jurista Abdul Wahhab (1703-1792) se desarrolla tomando estrictamente al pie de la letra cada palabra, cada frase de la Recitación. O sea, en su sentido literal más absoluto, al extremo de llegar a hacerle decir al Corán enormidades fenomenales. Como que Dios estaría concretamente sentado en un trono y que tendría una pierna en el infierno [5]. Cualquier musulmán sabe perfectamente que decir que Alá tiene un cuerpo material es algo particularmente absurdo… todos saben que ese tipo de representación es puramente metafórica. Es una imagen, no una descripción antropomórfica de Dios.

Pero eso no sería gran cosa si ese literalismo, esa lectura primaria, primitiva del Corán no llevara a los adeptos del wahabismo –con el pretexto de un regreso a los orígenes, o sea de una salafiya, de una imitación de la vida del profeta– a negar los principios mismos del Corán… o a reducir el Corán a una lectura jurídica restrictiva extremadamente manipulada en función de las necesidades de conquista política y de consolidación de un poder temporal… el de la familia reinante de Arabia o de las múltiples variantes de la Hermandad Musulmana, ¡como en Turquía con el régimen islamo-kemalista de Erdogan I!

Peor aún, los wahabitas han llegado incluso a inventar un 4º pilar de la fe islámica. Sería una obligación secreta que consistiría en convertir por la fuerza a los descreídos así como a los malos creyentes y los apóstatas… lo cual apunta contra todos los chiitas y las corrientes sufistas y también contra la mayor parte de los musulmanes sunnitas cuyas prácticas religiosas serían consideradas como corruptas por la influencia de los no creyentes. Para imponer esa idea, los wahabitas inventaron de la nada un deber de hacer la guerra santa. Eso es una interpretación tendenciosa del concepto de yihad que es ante todo –por mucho que le pese a los malintencionados de todos los bandos– un esfuerzo por alcanzar la perfección individual, una guerra interior de cada cual, guerra contra nuestras propias debilidades, contra nuestras pasiones y contra la tentación del Mal que vive en nosotros mismos y que se mantiene permanentemente al acecho. Al imponer la obligación de la yihad, los wahabitas han cometido lo que los doctores [del islam] designan con el término bid’a, que es una innovación perjudicial. Y la innovación está fundamentalmente prohibida en el islam, conforme al hadith [6]:

«El libro de Dios transmite el discurso más real. La mejor enseñanza es la de Mahoma. Las invenciones son la peor de las cosas. Toda invención es una innovación. Toda invención es una aberración y toda aberración conduce al infierno.» (An Nassi, Sunna, 3/188).

Así mismo, Hassan el-Banna (1906-1949), fundador de la Hermandad Musulmana, presenta la guerra santa como una obligación necesaria e inevitable y afirma que no cumplirla o rehuir el combate constituiría un pecado capital de los que merecen ser castigados con la gehenne, o sea el fuego del infierno. El-Banna incluso difundió una “carta” dedicada a ese tema y destinada a sus seguidores, carta en la que hace precisamente una “innovación” al agregar al nombre del profeta el título de «Señor de los muyahidines». ¡El-Banna designa además «el combate contra los infieles y la conquista» como la verdadera yihad, en oposición a la yihad «del alma», como habitualmente creen los musulmanes!

Red Voltaire: Históricamente los británicos utilizaron el wahabismo para luchar contra el Imperio Otomano, que había caído en manos de los donmeh revolucionarios más conocidos bajo la denominación de “Jóvenes Turcos”. Hoy en día, la Turquía que usted califica de islamo-kemalista apoya el califato wahabita, en este caso el Emirato Islámico, mientras que este último acaba de designar la monarquía wahabita saudita como su segundo enemigo, después del chiismo. ¿Cómo se explican esas contradicciones?

Jean-Michel Vernochet: Son muchas preguntas y poco fáciles.

Al principio, el objetivo de los británicos en el siglo 19 no era apoderarse del Imperio Otomano, ya por entonces más o menos moribundo y afectado por el ascenso de fuerzas irresistibles. Esas fuerzas que acabarían con él estaban representadas principalmente por los Jóvenes Turcos del Comité Unión y Progreso. Ese movimiento revolucionario, que se inspiraba en la Revolución Francesa y cuyas raíces se situaban en París, Ginebra, Roma y Londres, sería el actor principal de la debacle. El derrumbe del poder otomano y la toma del poder, en 1913, por el triunvirato de los Jóvenes Turcos dieron lugar al genocidio armenio y a la dictadura kemalista, régimen ateo que se establece a la sombra del patíbulo y que no habría surgido sin el activo respaldo de las logias masónicas inglesas, francesas e italianas… o sin el respaldo de Lenin y de la burocracia bolchevique. Se trata de un hecho poco documentado, poco conocido, pero auténtico.

Pero, volvamos al Imperio Británico. Durante el siglo 19 casi toda su política hacia la Sublime Puerta (Constantinopla) será guiada por una sola preocupación: garantizar la protección de la Ruta de Indias. Seguridad que implica el control geográfico total del Golfo Arábigo-Pérsico. Volvamos atrás por un momento para entender bien el contexto, tanto del derrumbe del Imperio Otomano y del consecutivo surgimiento de un reino wahabita del Hedjaz y del Nejd… Durante la guerra de Crimea (de 1853 a 1856), la Inglaterra aliada de Francia acude en ayuda de los osmanlíes contra Rusia. La interrogante que se plantea en aquella época se presenta bajo la forma de una alternativa: desmembrar el Imperio –pero, ¿cómo ponerse de acuerdo sobre la manera de repartirlo?– o mantenerlo en estado de coma para desestabilizar la región, teniendo siempre como trasfondo el eterno problema de Londres sobre la seguridad de las vías marítimas y terrestres hacia la India.

El destino del «Hombre Enfermo de Europa» [7] de hecho se mantiene en suspenso desde principios del siglo 19 por haberse establecido un statu quo explícito entre las potencias cristianas –Inglaterra, Alemania, Rusia, Francia, Grecia e Italia– que de cierta forma congelaba las ambiciones de todos. Nadie quería precipitar un derrumbe, en definitiva inevitable, pero que habría afectado o cuestionado el precario equilibrio de fuerzas en la región. Eso explica el carácter clemente del tratado de Andrinopla, firmado en 1929, al término de la guerra ruso-turca. El zar estimó que un Imperio Otomano decadente, exhausto debido a la deuda contraída con buitres de la finanza internacional era algo preferible al caos. Esta forma de sabiduría política ya no existe en nuestros tiempos…

Este largo recordatorio era necesario para demostrar que en estas cuestiones es el pragmatismo lo que predomina sobre cualquier otro tipo de consideraciones, empezando por las de orden religioso. Posteriormente, manipulando durante la Primera Guerra Mundial a las tribus wahabitas del Nejd contra la Sublime Puerta en momentos en que el Imperio ya estaba virtualmente muerto, Londres ya sólo quiere destruir el poderío otomano aliado al Reich alemán, y nada más. El aspecto religioso es aquí secundario, nada fundamental. La guerra mundial está en su apogeo y el triunvirato Jóvenes Turcos que ha tomado el poder en Constantinopla [8] en 1913 ha optado, en efecto, por asociar su destino al de Alemania, país que goza de una inmensa influencia económica en el Imperio… El triunvirato espera aprovechar la confusión de la guerra para aplicar a gran escala una política de limpieza étnica contra todas las comunidades cristianas del Imperio, seguramente con algún tipo de segunda intención mesiánica y un odio escatológico que muy pocos se atreven a mencionar, ni siquiera hoy en día. Se abre entonces un abismo en el que la mayoría de la nación armenia va a verse arrastrada entre 1915 y 1916.

Se trata de una política genocida que Kemal Pacha (Ataturk) proseguirá y completará por mucho tiempo después de la derrota de los Jóvenes Turcos y de la victoria aliada de 1918, en particular en 1924, en ocasión de los traslados masivos de pobladores cristianos de Anatolia previstos en el Tratado de Lausana, firmado el 24 de julio de 1923. Con ese tratado se cierra definitivamente la Gran Guerra en el frente oriental. Es importante señalar que al proseguir el etnocidio [9] iniciado por sus predecesores, el ateo fanático y compañero de ruta del Comité Unión y Progreso Kemal Pacha es solamente un precursor de la limpieza étnico-confesional que actualmente desarrollan, aunque a una escala mucho más reducida, los yihadistas salafo-wahabitas contra los católicos asirio-caldeos y los yazidíes en el norte de Irak.

Pero volvamos a los años de la Primera Guerra Mundial. Los aliados estiman que ha llegado el momento de desmembrar un imperio agonizante y cuyos nuevos amos donmeh han escogido una mala opción estratégica al optar por el Reich alemán. Mientras estallan rebeliones armadas en todas partes –en Afganistán, Irak, Siria, Palestina, Egipto–, Londres y París se reparten de antemano los despojos del Imperio, en 1916, con el acuerdo secreto Sykes-Picot. Y lo hacen burlándose de las promesas de independencia hechas a los árabes que habían combatido junto a británicos y franceses. Los ingleses, a partir de 1916, utilizarán el wahabismo por su dinámica, por su fuerza explosiva, como fanatismo e ideología de conquista, para consolidar su control en la Península Arábiga.

En cuanto a la situación actual, indudablemente no se trata más que de rivalidades entre poderes que compiten entre sí. Si miramos la historia regional, en particular en este último medio siglo, vemos una lucha perpetua por alcanzar el liderazgo. Así sucedió con Gamal Abdel Nasser, Hafez el-Assad, Muammar el-Kadhafi, Sadam Husein, sin entrar a mencionar el Estado hebreo, cuyo papel en la destrucción de sus vecinos y enemigos potenciales es un factor básico. Ahora son Teherán, Ankara y Riad quienes están compitiendo por el mismo objetivo, independientemente de sus identidades confesionales. Es por consiguiente en términos de competencia que yo interpreto las luchas, a menudo sangrientas, que enfrentan entre sí a las diferentes facciones salafo-wahabitas. Y entre ellas se encuentran los diferentes movimientos que luchan en Siria, con el Emirato Islámico en primera fila. Asimismo, la dimensión sectaria de las divergencias entre la Arabia wahabita, la Turquía islamista y Daesh [el Emirato Islámico], es a fin de cuentas secundaria en relación con las ambiciones hegemónicas, al menos de carácter regional, que los oponen entre sí… sobre todo teniendo en cuenta que todos comparten el fondo ideológico wahabita, y eso incluye a la Hermandad Musulmana aunque esta última no lo reconozca abiertamente.

Réseau Voltaire: Usted dice que la Hermandad Musulmana y el wahabismo tienen mucho en común. ¿Qué más puede decirnos al respecto?

Jean-Michel Vernochet: Aún sin ser “una sociedad secreta wahabita”, la Hermandad Musulmana no deja de ser una prolongación de la secta madre que tiene su sede en Riad. Habría que hacer un trabajo minucioso de comparación entre las doctrinas y programas. Pero insistimos en un punto ya mencionado: el wahabismo y la jamiat al-Ikhwan al-muslimin [La Hermandad Musulmana] son esencialmente ante todo herramientas ideológicas, o sea no religiosas, a pesar de toda su fachada de puritanismo. Son medios ideocráticos de conquista y nada más. Resulta evidente que el wahabismo no es la pura y simple expresión de una fe viviente sino su caricatura más exagerada. Y los musulmanes no se equivocan cuando lo denuncian como la caricatura que es.

Y no soy yo quien lo dice sino los doctores del islam. O sea, lo dicen todos aquellos cuya voz el «Occidente» perezoso no quiere oír porque es más fácil dedicarse a la sociología barata en los barrios populares de las metrópolis europeas con una fuerte tasa de población inmigrante que estudiar, con un poco de humildad, la dimensión teológica del fenómeno yihadista y del apoyo proactivo que le aporta ese otro puritanismo que es el calvinismo anglo-estadounidense cuando sirve de instrumento a un imperialismo carente de alma y de entrañas.

Hecho hoy olvidado, la Sociedad de los Hermanos Musulmanes creada por Hassan el-Banna en 1928 rápidamente acoge, después de su nacimiento, a miembros del Ikhwan que huyen del Nejd tratando de escapar a las represalias de Abdelaziz ibn Saud. Son esos los hombres que formarán el núcleo duro de la nueva cofradía egipcia. En 1954, cuando Nasser disuelve la cofradía, los cuadros de esta irán naturalmente al reencuentro de sus orígenes en Riad. Finalmente la cofradía dará lugar al nacimiento –en los años 1970– de la Yihad Islámica egipcia, antecesora de Daesh [el Emirato Islámico], que se planteaba como objetivo el restablecimiento del califato en Egipto. Y eso es lo que acaba de hacer el Emirato Islámico con la bendición de los “aliados hermanos enemigos” de Ankara, Londres, París, Riad, Doha, Washington, Amman y Tel Aviv.

Red Voltaire: Los británicos apoyaron el desarrollo del wahabismo y después lo hizo Estados Unidos. Actualmente, la Hermandad Musulmana incluso está representada en Washington, en el Consejo Nacional de Seguridad [de Estados Unidos]. ¿Puede decirse de la cofradía lo mismo que usted denuncia al referirse al wahabismo, o sea que esas formaciones serían en el mundo musulmán las vías y medios de lograr la destrucción del islam desde adentro?

Jean-Michel Vernochet: La contínua expansión del wahabismo durante el siglo pasado está estrechamente vinculada con la del modelo financiero, económico y societal anglo-estadounidense. La suerte de la Península Arábiga ha estado indisolublemente ligada, desde 1945 y hasta el sol de hoy, a la América-Mundo… la cual constituye una especie de hidra de varias cabezas pero cuyas cabezas fundamentales están en Manhattan, Chicago (donde se halla la bolsa mundial de materias primas), Washington con la Reserva Federal, en la City de Londres, en Bruselas con la OTAN, en Francfort con la sede del Banco Central Europeo y en Basilea, ciudad que alberga una súper empresa anónima en el sentido jurídico que funge como banco de los bancos centrales, o sea ¡el Banco de Pagos Internacionales!

Así que sería demasiado simple ver la ideología wahabita sólo como un instrumento de influencia o incluso de dominación regional. El mundo musulmán cuenta 1 000 millones y medio de personas. Controlarlo es una empresa gigantesca. Desde esa perspectiva, seguramente hay que ver en la ideología wahabita un claro intento de subvertir el islam. En otras palabras, la versión islámica, incluso “adaptada al islam”, de la nueva religión global que trata de imponerse en todas las naciones y a todos los pueblos, ya sean cristianos o musulmanes. Religión societal, religión de mutación civilizacional que antecede o acompaña la progresión de un mundialismo caníbal. Una religión destinada a reemplazar a todas las demás y que podríamos designar con toda razón como el “monoteísmo del mercado”.

Está comprobado que el wahabismo cohabita perfectamente con el anarco-capitalismo. Por muy sorprendente que pueda parecernos, eso está fuera de dudas. Ese puritanismo está destinado, quizás habría que decir predestinado, a sustituir el islam tradicional con su apego pasado de moda a valores morales tradicionales, esencialmente compasivos. A los puros, el wahabismo les justifica el asesinato de todo aquel que no se someta íntegramente a una misma e inexorable interpretación de la charia… exactamente igual que la democracia universal y supuestamente humanitaria que Estados Unidos pretende imponer por la fuerza de las armas en los cuatro puntos cardinales del planeta. La Gran América ve su Destino Manifiesto como un derecho ilimitado a matar a todos los que se muestran reticentes a entrar por voluntad propia en la matriz democrática judeo-protestante made in America.

En pocas palabras, si el wahabismo es un instrumento, es el instrumento de una destrucción interna y programada del islam… de la misma manera que el mesianismo marxista y posteriormente el freudo-marxismo liberal-libertario realizaron y prosiguen una obra análoga de liquidación en nuestras sociedades postcristianas.

Red Voltaire: Existen actualmente 3 Estados que tienen el wahabismo como religión oficial. Son Arabia Saudita, Qatar y Sharjah, uno de los Emiratos Árabes Unidos. Puede ser que [la región libia de Cirenaica] se una pronto a ellos [10]. Sin embargo, esos Estados están en guerra entre sí. ¿Cómo se explica eso y qué es lo que está en juego en ese enfrentamiento?

Jean-Michel Vernochet: A pregunta compleja, respuesta elemental. En otros tiempos, las tribus se atacaban entre sí. Hoy en día no se trata de bandas de saqueadores sino de Estados. Hemos pasado a una dimensión superior pero el principio sigue siendo el mismo. Los Estados occidentales comparten entre sí la misma idolatría por una democracia de apariencias, lo cual no les impide tratar de destruirse entre sí, aunque sólo sea a través de una cruel guerra económica. «Una guerra que no se declara como tal» pero que no deja de ser implacable, donde los contendientes no tienen amigos ni aliados. «Una guerra a muerte», decía el difunto [presidente de Francia] Mitterrand [11]. Finalmente, son guerras ideológicas y societales. Hay que mirar hacia Rusia y el Donbass, es una buena ilustración de lo que estoy diciendo.

Todo se aclara si comprendemos que los diferentes Estados wahabitas y las diversas variantes de la Hermandad Musulmana –entre ellas el Partido para la Justicia y el Desarrollo de Recep Tayyip Erdogan– no están interesados precisamente en que se cumpla la palabra de Dios en la tierra ni por ningún objetivo trascendente sino más bien en objetivos de poder puramente materiales. Sus ambiciones no son otras que las del poder. A partir de ahí, sus intereses, estrategias y alianzas no son exactamente los mismos. En la práctica, casi siempre están en desacuerdo y casi siempre rivalizan entre sí.

Esto puede parecer algo trivial, pero si queremos comprender el funcionamiento del mundo… basta con ver una película de Hollywood sobre las pandillas de mafiosos. ¡Eso explica todo! Todos se destripan entre sí por un territorio, por un mercado, por una posición dominante, por cuestiones de rango o de categoría formal. La única diferencia –si acaso existe alguna– entre esas guerras de clanes y las guerras de la diplomacia armada del hard y del soft power, reside en su envergadura pero no en su naturaleza.

Red Voltaire: Al-Qaeda se define como wahabita, pero uno de sus principales fundadores y actual jefe, Ayman al-Zawahiri, es un ex miembro de la Hermandad Musulmana. En realidad, si bien todos los líderes del terrorismo internacional se declaran wahabitas, la mayoría de ellos son ex miembros de la Hermandad Musulmana. ¿Piensa usted que la ideología actual de la yihad es wahabita o es que viene de esa sociedad secreta que es la Hermandad Musulmana?

Jean-Michel Vernochet: No me parece que, a estas alturas, la pregunta pertinente sea saber quién fue primero, ¿el huevo o la gallina?, en la medida en que ¡se trata de dos rostros de una misma ideología! Los dos se han desarrollado y consolidado con el apoyo del imperio británico: apoyo armado para el Tercer Reino Wahabita del Nejd y del Hedjaz y apoyo financiero para la Hermandad Musulmana en Egipto. De esa manera, wahabismo y cofradía son ya consustanciales puesto que ambos tienen en común los mismos padrinos en Londres, en Washington y últimamente en Riad. En cuanto a la yihad, ya hemos visto claramente que en Egipto la nueva Ikhwan [Cofradía] ha engendrado una organización de lucha armada, la Yihad Islámica, en aplicación de la doctrina wahabita que habla de la existencia de un sexto pilar del islam, el de la guerra santa, desconocido en el islam clásico, o sea la obligación de convertir a los demás, incluso por la fuerza, recurriendo al hierro y el fuego de ser necesario. En eso el wahabismo hace de la violencia una dimensión estructural que no puede suscitar en Occidente otra cosa que el rechazo más categórico. Estamos viviendo, en efecto, en una lógica de choque frontal entre culturas y civilizaciones.

Eso impone en nuestras sociedades oscuras perspectivas, sobre todo si los musulmanes integrados a ellas llegasen a verse algún día obligados a escoger un bando por la difusión extensiva de un falso islam.

Los años terribles que vivió Argelia en los años 1990 no serían seguramente nada en comparación con lo que tendrían que vivir las comunidades musulmanas europeas… porque, como podemos comprobarlo en todas partes, los primeros blancos y las primeras víctimas del wahabismo no son otros que los musulmanes.

[1] El wahabismo es un movimiento creado por Mohammed ben Abdelwahhab en el siglo 18. Es la religión oficial de Arabia Saudita, de Qatar y del Emirato de Sharjah (miembro de los Emiratos Árabes Unidos).

[2] Daesh es el acrónimo árabe de la organización anteriormente conocida como EIIL (Emirato Islámico en Irak y el Levante) y hoy designada indistintamente como Emirato Islámico, Estado Islámico o, en inglés, y por razones de propaganda estadounidense, bajo las siglas ISIS. Nota de la Red Voltaire.

[3] La tradición islámica reconoce la llegada, cerca del momento del fin de los tiempos, de un hombre que engañará al mundo, llamado Al-Masih Ad-Dajjal, o sea el mesías impostor, o si se quiere el anticristo… Su ideología será puramente materialista, aunque se presentará bajo una apariencia mesiánica, y cuando sirve a los valores humanistas es únicamente con una perspectiva terrestre, negando el regreso de Dios y el Juicio Final. Es una civilización tuerta en la medida en que pretende organizarse independientemente de los mandamientos divinos.

[4] El takfirismo es un movimiento surgido de la Hermandad Musulmana. Fue creado en 1971 por el mesías egipcio Ahmed Mustafa Chukri. Según el takfirismo, todos los musulmanes que no son takfiristas son apóstatas y los verdaderos musulmanes están en la obligación de matarlos.

[5] «El primer punto fundador del dogma wahabita es el tachbih, o sea la asimilación de Dios a Sus criaturas (el antropomorfismo). Los wahabitas plantean como regla fundamental que en los que textos sagrados hay que entender en sentido recto todas las frases sobre el Creador que pueden prestarse a confusión, cuando en realidad esas frases tienen como objetivo expresar la majestuosidad, la piedad, la aceptación u otros atributos que dignifican a la divinidad. De esa manera, los wahabitas han llegado a decir que el Creador es un cuerpo sentado en un trono, con las manos del lado derecho, que se desplaza, se asombra, se ríe y que tiene un pie que mete en el infierno”. Cf. «Qui sont les wahhabites?».

[6] Los hadiths son libros sobre la vida del profeta compilados, más de 150 años después de su muerte, a partir de los testimonios de sus compañeros. Existen muchos de esos libros. Los hadiths permiten a los musulmanes entender mejor el Corán, pero ninguno de ellos goza del estatuto de revelación ni tampoco se le impone a los creyentes.

[7] Así se designaba al Imperio Otomano en el siglo 19.

[8] Surgida el 11 de mayo del año 330, Constantinopla pierde su condición de capital en 1923. En 1930 recibe oficialmente el nombre de Estambul en el marco de la política de turquización aplicada bajo la influencia de Mustafa Kemal Ataturk.

[9] 1914 es la fecha en la que se articulan, hace 100 años, el inicio de la Gran Guerra y el comienzo del genocidio final contra los cristianos del Imperio Otomano por parte de los Jóvenes Turcos donmeh que habían tomado el poder en Constantinopla en 1913. En cuanto a los asirios [cristianos siriacos], la cantidad de víctimas varía según los autores. Algunos presentan, además del millón y medio de armenios arrastrados a las infernales marchas de la muerte por las áridas estepas de Licaonia y de Siria, la cifra de 270 000 víctimas. Investigaciones más recientes elevan ese estimado mencionando entre 500 000 y 750 000 muertos en el periodo que va de 1914 hasta 1920, o sea alrededor del 70% de la población asiria de aquella época. Hay que recordar la Gran Guerra no se terminaría en el Oriente hasta julio de 1923 con el Tratado de Lausana, consecuencia de la derrota griega del 13 de septiembre de 1921. A pesar de todo, Kemal Pacha (Ataturk) proseguirá hasta su muerte –el 10 de noviembre de 1938– su política de purificación étnico-confesional. En 1937, Ataturk sellará su sangriento reinado con una última masacre contra los kurdos alevíes de Dersim, que dejó como mínimo 10 000 muertos. Sin embargo, para nuestros contemporáneos Ataturk siguió siendo aún por mucho tiempo el prototipo del héroe.
Ver G. W. Rendel, Mémoire Du Bureau des Affaires Étrangères sur les Massacres et les Persécutions commises par les Turcs sur les Minorités depuis l’Armistice, 20 de marzo de 1922. Según afirma Manus I. Mildrasky en The Killing Trap: Genocide in the Twentieth Century (2005), los estimados más serios fijan en 480 000 el número de griegos de Anatolia que terminaron sus días en los mataderos humanos. En todo caso, el Estado turco heredero de la dictadura kemalista seguirá negando la planificación de aquellos exterminios masivos y, posteriormente, la veracidad del genocidio perpetrado contra los cristianos del Imperio Otomano.

[10] Sería un error considerar el takfirismo wahabita como un fenómeno contemporáneo limitado únicamente a las zonas donde hoy se manifiesta. Si bien es cierto que el bum petrolero le garantizó un inesperado florecimiento, ya al principio del siglo XIX el takfirismo wahabita estaba activo en las Indias, donde Sayyed Ahmed, predicó el wahabismo –en la región de Punjab– hacia 1824, después de un peregrinaje a La Meca. Sayyed Ahmed aspira entonces a poner en práctica “la obligación ausente” de librar la guerra santa. En 1826, después de reunir un ejército en Peshawar, Sayyed Ahmed lanza un llamado a la yihad contra los sikhs y al año siguiente se proclama Comendador de los Creyentes, Amir al-muminn, título que también usará el mollah Omar antes de la caída del régimen de los talibanes en el otoño de 2001. En 1830, Sayyed Ahmed toma Peshawar. Pero muere en 1831 en la batalla de Balakot. No será hasta 1870, después de medio siglo de desórdenes, que los ulemas chiitas y sunnitas de la India condenarán los excesos de los wahabitas. Pero la influencia de estos se mantiene y, en 1927, se funda en la provincia de Mewat la “Sociedad para la Predicación” (Taglibhi Jamaat), cuyo papel proselitista es de sobra conocido. El takfirismo inspirará también los levantamientos senussi en Libia y la revuelta de los musulmanes de China (de 1855 a 1874). En cuanto a al-Qaeda, es particularmente emblemático el caso del miembro de la Hermandad Musulmana Abdullah Azzam. Antes de encontrar la muerte en la explosión de su automóvil, en 1989, este palestino fue el jefe espiritual de los voluntarios islamistas extranjeros. Pero Azzam había sido miembro de la Hermandad Musulmana y había enseñado en la universidad de Riad, en 1980, y posteriormente en Pakistán, en la Universidad Islámica Internacional de Islamabad. Eso fue antes de convertirse, en Peshawar, en principal organizador del reclutamiento y entrenamiento de los yihadistas que luchaban en Afganistán contra el gobierno comunista y las tropas soviéticas.

[11] «Francia no lo sabe pero estamos en guerra con Estados Unidos. Sí, es una guerra permanente, una guerra vital, una guerra económica… una guerra aparentemente sin muertos. Sí, los americanos [estadounidenses] son muy duros, son voraces, quieren un poder no compartido sobre el mundo. Es una guerra desconocida, una guerra permanente, aparentemente sin muertes y sin embargo es una guerra a muerte», François Mitterrand in Georges-Marc Benamou, Le dernier Mitterrand, 1997.

Fuente : «¿Es musulmán el wahabismo?», por Jean-Michel Vernochet, Red Voltaire , 19 de enero de 2015, www.voltairenet.org/article186380.html